Inicio Ecuador Opinión: Todos somos Martha

Opinión: Todos somos Martha

349
0
“El respeto a la autonomía y a la dignidad de cada uno es un imperativo ético y no un favor que podemos o no concedernos unos a otros” – Paulo Freire

Hace unos días atrás, se hizo viral el caso de Martha (nombre protegido), de 35 años de edad, quien acudió el 13 de enero del presente año a un bar-restaurante en la Ciudad de Quito, acompañada por dos amigos y otro hombre al que había conocido hace poco.

¿Qué fue lo que sucedió? Cerca de las 16:00 pm aproximadamente, el propietario del bar y dos personas más llegaron al local, tuvieron que forcejear la puerta para ingresar y encontraron a Martha inconsciente y desnuda en el bar. Uno de los hombres estaba sin camisa y con el pantalón desabrochado. Así que, procedieron llamar al Ecu 911.

Con estos antecedentes, podemos denotar que aún vivimos en una sociedad insegura, machista, llena de estereotipos de género y prejuicios, donde las mujeres seguimos siendo vistas como el punto débil e incluso como un objeto sexual, más aún, donde las mujeres somos catalogadas como fáciles o provocadoras por la vestimenta corta que usamos, por la manera de caminar o por salir maquilladas a una fiesta. Pero, lo más doloroso es ver como hombres y mujeres emiten comentarios llenos de prejuicios y culpan a Martha por ser tan confiada, divertida y por buscar que esta situación terminará así.

- Publicidad -

Realmente, no podemos cambiar la forma de pensar de los demás, pero si podemos educar a los niños, niñas y adolescentes desde un enfoque libre de violencia y sin discriminación, con el propósito de que respeten a los demás en todos los aspectos y de que no emitan comentarios machistas, sexistas, llenos de odio y prejuicios como “ella se lo busco” “ella es fácil” “su ropa ajustada insinúa que la toquen”, entre otros.

De esta manera, reflexionemos y pensemos un momento en la terrible e incómoda situación por la que atraviesa Martha, también ubiquémonos en el contexto sociocultural en el que vivimos, donde los hombres y mujeres vemos como algo natural aquellos piropos machistas o sexistas e insinuaciones que nos llenan de temor.

Es por esta razón, que debemos educar a la nueva generación a no violar, a no ser machistas, a no piropear a la mujer de forma acosadora y no verla como un objeto sexual o placentero.

Por: Jenniffer Espinoza

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here