Inicio Tecnología Branding: ¿Cómo implementarlo en PyMes principiantes?

Branding: ¿Cómo implementarlo en PyMes principiantes?

12
0

En la actualidad, las pequeñas y medianas empresas, PyMEs, buscan expandir su alcance y posicionar su marca en los grandes mercados. La creación de una marca que genere buena imagen en el público es tan importante como la calidad de los productos o servicios que ofrece la empresa, ya que comunica quiénes somos y forma una imagen sobre nosotros en el imaginario social.

La palabra branding hace referencia a todo el proceso de construir una marca. Este proceso constituye los cimientos que fortalecen todas las áreas internas y externas de la empresa y permite que el consumidor tenga una imagen positiva de ellas. El objetivo del branding es conquistar la mente del consumidor, posicionando nuestra marca como la primera opción de producto o servicio.

Parte de este proceso es desarrollar una buena estrategia que paso a paso vaya dando forma a la marca. Lo primero es encontrar la razón de ser de la empresa determinar qué hace, cómo lo hace y para qué lo hace. Posteriormente, es necesario crear un nombre original que represente a la marca. Así mismo, al crear una línea gráfica acorde a la identidad corporativa materializamos lo intangible; es decir, permitimos al consumidor identificar a nuestra marca, a través de los colores, logo o slogan.

- Publicidad -

Según Luis Aguilar, Gerente de UPA Comunicaciones, “El branding se ha constituido como una herramienta indispensable para generar una diferenciación respecto a la competencia, creando vínculos emocionales y reforzando la confianza y credibilidad con su público”.

UPA Comunicaciones presenta las 4 fases del proceso de branding para implementarlo en tu empresa:

1. Estrategia de marca: La marca es el activo intangible de mayor importancia y el alma máter de toda empresa. En esta fase es importante determinar lo que la marca debe representar a través de sus atributos, propósitos y valores. Así mismo, es importante determinar la competencia y público objetivo para trabajar en el posicionamiento, experiencia y tono de voz de la marca de acuerdo a su segmentación de mercado.

2. Identidad visual: Usando las conclusiones de la fase anterior, desarrollamos y definimos los elementos de la identidad visual con el objetivo de crear una marca única y relevante. En este paso es importante crear un manual de identidad corporativa (uso de colores, tipografía e imágenes de la marca) donde se establezcan las directrices para el uso del logo en las distintas aplicaciones de la marca como: logotipo, papelería, uniformes).

3. Comunicación: Generar una buena estrategia de comunicación es fundamental para enviar mensajes con eficiencia a nuestro público objetivo, a través de diferentes mecanismos. Existen diversas formas de comunicar a través de: boletines de prensa, contenido en redes sociales, campañas publicitarias, correo electrónico, entre otros. La comunicación es necesaria para publicitar nuestro productos o servicios y darlos a conocer al público.

4. Experiencia del consumidor: La experiencia del consumidor hace referencia a las percepciones de un cliente después de interactuar racional, física o emocionalmente con cualquier parte de la organización. Esta percepción afecta los comportamientos del cliente y genera recuerdos que impulsan la lealtad del cliente. Por esta razón, la opinión del consumidor es importante para conocer sus requerimientos y necesidades, sobre esa base se determinarán las decisiones estratégicas.

Siguiendo este proceso adecuadamente, vamos a tener una marca fuerte, definida y competitiva en el mercado que nos permita diferenciarnos y posicionarnos como un referente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here